banknote-1396351_640

La ley de segunda oportunidad

Cómo acogerse a la Ley de Segunda
Oportunidad
La Ley de Segunda Oportunidad o Ley 25/2015, de 28 de julio, es un instrumento legal que ofrece la
oportunidad a particulares y autónomos de aligerar su carga financiera mientras atraviesan una grave situación
económica, permite a los deudores que se encuentran en una situación financiera insostenible renegociar sus
deudas, e incluso lograr la exoneración de una parte de ellas.
Esta ley, inspirada en principios éticos, permite negociar la manera en que pueden ser saldadas las deudas,
tratando en todo momento de salvar el cobro de cada acreedor, en caso de que no se alcance ningún acuerdo,
un juez se encargará del dictamen, pudiendo incluso cancelar o exonerar de tales compromisos al deudor; si se
trata de un particular, el caso deberá resolverse en un juzgado de primera instancia.
¿Cómo funciona y qué beneficios se obtienen con la Ley
de Segunda Oportunidad?
Gracias a esta ley las personas que tienen deudas muy altas o que no pueden pagar actualmente tienen la
posibilidad de alcanzar un acuerdo de pago de pago acorde a su disponibilidad económica, si no logran este
acuerdo pueden solicitar el Beneficio de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho (BEPI) que es equivalente a la
cancelación del total de sus deudas.
Lo que convierte a la Ley de Segunda Oportunidad es un herramienta fundamental para toda persona física que
esté afrontando una situación de quiebra económica que le impide afrontar el pago de sus deudas. Para poder
ser cubierto por esta ley se deben cumplir varios requisitos, además es fundamental contar con un historial
crediticio adecuado.
Antes de intentar la vía judicial, es necesario agotar las vía extraoficial es decir la negociación con los deudores,
si no se logra alcanzar un acuerdo que para devolver el dinero, considerando las condiciones básicas del
deudor, entonces se puede acudir a esta vía.
¿Qué beneficios se obtienen?
Los particulares o autónomos pueden obtener importantes beneficios al ser amparados por este instrumento
legal, entre ellos:
● Las personas que se encuentran en serias dificultades financieras no tienen que afrontar las deudas con
su patrimonio actual o futuro, es decir con sus bienes muebles e inmuebles o sus ingresos.
● Pueden volver a solicitar financiación.
● No son incluidos en listados de morosidad y de estarlo se elimina su historial.
● Pueden volver a ser titulares de tarjetas de crédito.
● Pueden iniciar una nueva etapa económica.
¿A quienes ampara esta ley?
La Ley de Segunda Oportunidad ampara fundamentalmente a personas físicas (particulares y autónomos), su

nombre indica que pueden comenzar de nuevo quienes se acogen a ella. No obstante para ello deben cumplir
los requisitos que establece para poder iniciar el proceso:
● Demostrar que no se cuenta con el patrimonio necesario para hacer frente a las deudas legítimamente
adquiridas, o que el patrimonio ya se ha liquidado.
● El total de las deudas adquiridas no puede superar los cinco (5) millones de euros.
● Buena fe del deudor o deudores.
● Ceder bienes y activos a excepción de lo que se consideran imprescindibles para el desarrollo de
actividades profesionales, como por ejemplo, camiones, maquinaria industrial o agrícola, oficinas,
locales comerciales, taxis, etc.
● Luego de liquidar los bienes del deudor, se procede a solicitar la cancelación o exoneración de las
deudas ante el juzgado que corresponda.
Sobre la buena fe del deudor
Para poder iniciar el proceso el deudor debe demostrar que ha actuado de buena fe para ello:
● Debe haber intentado llegar a un acuerdo extrajudicial con el acreedor o acreedores.
● No debe haber acudido a las instancias de la Ley de Segunda Oportunidad en los anteriores 10 años.
● El deudor, en el caso de los autónomos, no puede haber sido declarado culpable de ningún delito social
o económico.
● El deudor no puede haber sido condenado por delitos contra el patrimonio en los últimos 10 años.
● El deudor no puede haber rechazado una oferta de empleo, adecuada sus capacidades en los últimos 4
años.
¿Cómo se desarrolla el procedimiento?
La Ley de Segunda Oportunidad exige se agote la vía extrajudicial antes de poder solicitar el beneficio de
exoneración de deudas. El acuerdo extrajudicial consiste en realizar una reunión entre deudor y acreedor o
acreedores para intentar renegociar las condiciones de pago de la deuda.
Este acuerdo es tutelado por un juez, existe la posibilidad que se asigne un mediador concursal que facilite
alcanzar un posible acuerdo. El mediador debe ser asignado por el notario, a través del cual se hizo la solicitud
de amparo de la Ley de Segunda Oportunidad.
Este proceso de acuerdo a lo establecido en la Ley puede tener una duración máxima de dos meses, en caso de
lograr un acuerdo este debe incluir un plan y un calendario de pagos que permitan al deudor hacer frente a los
compromisos de pago adquiridos.
El objetivo del acuerdo extrajudicial es brindar a los acreedores posibilidad de recibir el pago en un futuro
próximo.
Fase del concurso consecutivo
Si no se logra alcanzar el acuerdo, se pasa a la fase del concurso consecutivo, durante esta fase el juez puede
ordenar la exoneración del 100% de la deuda. Los acreedores están en su derecho de solicitar que el BEPI sea
revocado si se detecta alguno de estos hechos:
● Existencia de bienes o ingresos que han sido ocultados por el deudor
● Mejoras en la situación económica del dudar, que le permitan hacer frente a las deudas adquiridas.
● Incumplimiento del plan de pagos.

¿Son canceladas todas las deudas?
La Ley de Segunda Oportunidad no puede eliminar todas las deudas, quedan excluidas las deudas contraídas
con Hacienda y con la Seguridad Social, las deudas que haya adquirido el deudor tampoco podrán ser
exoneradas.
Las hipotecas tampoco entran en el marco de acción de la Ley, sin embargo aunque la legislación española
establece que si no se obtiene el capital necesario para saldar una hipoteca luego de vender la vivienda, la
cantidad restante se mantiene como deuda.
La Ley de Segunda Oportunidad pone fin a este tipo de situaciones, ya que el 100% de la deuda se considera
cancelado al aplicar una dación en pago de facto, es decir luego de entregada la vivienda, el deudor puede ser
exonerado del pago del monto que le resta pagar de la hipoteca a que está sujeto dicho inmueble.

http://www.acticredilegal.com

Contacto

como-salir-de-morosidad

Derechos arco Equifax – Experian – Rai – Cirbe

Cómo salir de los ficheros de morosidad ejerciendo tus derechos Arco Equifax – Experian – Rai – Cirbe
En España existe una gran variedad de ficheros de morosidad, en los que se incluyen personas físicas y jurídicas
que no han cumplido con algunos de sus pagos (obligaciones) en el lapso establecido; estas listas son
consultadas de forma regular por Bancos y entidades crediticias y financieras, y empresas prestadoras de
servicios, entre los listados más comunalmente consultados encontramos:
ASNEF (Equifax): fichero elaborado por la Asociación Nacional de Entidades Financieras, que se encarga
de gestionar el principal registro del Estado; no hay un monto mínimo de deuda para ser ingresado en
este fichero.
RAI: fichero elaborado por el Registro de Aceptaciones Impagadas, se ha convertido en el listado más
extenso, ya que se incluyen deudores con impagos de 300 euros o más.
BADEXCUG: Fichero gestionado por Experian Bureau Empresarial, los morosos se incluyen a partir de la
denuncia del acreedor, no se requiere un monto mínimo de deuda para ser incluido en el fichero.
Ser incluido en unos de estos ficheros ocasiona diversos inconvenientes, entre ellos acceder a créditos,
préstamos o diferentes servicios bancarios, así como a otros servicios como dar de alta una línea telefónica,
hay que considerar además que afecta la reputación de quienes han sido incluidos en estos ficheros de
morosidad. Por lo que lo más conveniente es ser excluidos de ellos al momento de pagar la deuda.
Sin embargo, los expertos aseguran que entrar a un fichero de morosidad es muy sencillo, ignorar el pago de
una factura por servicio telefónico superior a 50 euros puede ser la causa; pero ser excluido se torna muchas
veces complicado.
Inclusión en un fichero de morosos y derechos ARCO Equifax – experian – Cirbe
Las personas físicas gozamos de lo que se denomina derecho de acceso, que nos permite saber en cualquier
momento si hemos sido incluido en cualquiera de los listados de morosidad; también gozamos del derecho de
cancelación
, que nos permite ser eliminados de tales ficheros si estamos en ellos de forma injustificada o
hemos cancelado la deuda pendiente.
Para garantizar estos derechos la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) establece los derechos ARCO,
denominados así por las iniciales de:
Acceso: derecho de toda persona a obtener información sobre el usos que se le está dando a sus datos
personales, el origen de tales datos y el tratamiento que se les dá debe ser informado a la persona
afectada.
Rectificación: derecho de toda persona a que se corrijan o modifiquen sus datos, que estén
incompletos o no sean correctos.
Cancelación: derecho de toda persona a exigir que sus datos sean excluidos por no ser óptimos o ser
innecesarios.
Oposición: derecho de toda persona a oponerse a que sus datos sean tratados.
De acuerdo a estos derechos, toda persona tiene derecho a saber si sus datos personales han sido incluidos en
un fichero de morosidad y de estar incluidos puede inicie una reclamación relacionada con el tratamiento que
se les ha dado, sí lo considera puede solicitar la eliminación de los mismos del fichero de morosidad.
La LOPD establece que para incluir los datos de una persona en un fichero de morosidad de forma legal se
deben cumplir los siguientes requisitos:

● Debe existir una deuda impaga, la cual debe ser cierta y exigible.
● La deuda no puede estar sujeta a una reclamación de deudor, por vía administrativa o judicial, o por un
procedimiento alternativo para la resolución de conflictos.
● Los datos del deudor deben ser facilitados por el acreedor o por quien lo represente legalmente.
● El acreedor debe informar al deudor sobre la posibilidad de que sus datos sean incluidos en un fichero
de morosidad, en un requerimiento previo de pago.
Pasos para salir de un fichero de morosidad
Es posible que hayamos sido incluidos en un fichero de morosidad de manera errónea, algo que de acuerdo a la
organización de consumidores ocurre de manera frecuente, debido principalmente a usurpación de identidad o
por contrataciones fraudulentas; en caso de encontrarnos en cualquiera de estas situaciones, lo primero es
hacer la denuncia en la policía y luego solicitar la exclusión del fichero de morosidad ejerciendo tus derechos Arco Equifax – Experian – Cirbe.
También es posible, como salir de morosidad:
● La antigüedad de la deuda supere los 6 años.
● Se pueda demostrar que tal deuda no existe.
● La deuda ha prescrito.
● La deuda se encuentre en proceso de discusión.

Con Acticredi Legal no te tendrás que preocupar de nada nos encargamos de todo el proceso.
Para solicitar la baja se dispone de 30 días, la solicitud debe ser hecha ante la organización responsable o titular
del fichero, la cual dispone de 30 días y hasta 60 días en algunos casos, para emitir una respuesta, sin embargo
en todos los casos debe ofrecer información en los primeros 30 días, en caso de no hacerlo podemos
denunciarlo por ante Agencia Española de Protección de Datos – AEPD. Ejerciendo tus derechos arco Asnef
En caso de la inclusión en el fichero de morosidad haya sido hecha de forma incorrecta, la persona afectada
puede iniciar una reclamación por vía judicial, solicitando una indemnización por los daños ocasionados; para
ello debe incoar una demanda en instancia civil contra el acreedor, contra la entidad titular del fichero de
morosidad, o en contra de ambos.
Al deudor por hacer una inclusión indebida, al titular del fichero por no haber excluido los datos luego de
haberles participado el error cometido, así como por no ser diligentes en la verificación de los datos asociados
a la solicitud.
La LOPD establece que si una persona, debido al incumplimiento de lo establecido en esta Ley, sufre daño o
lesión en sus derechos o bienes, tiene el derecho a ser indemnizada, especialmente cuando se trata del
derecho al honor. Ejercite sus derechos Arco Equifax – Experian – Cirbe.
Si se posee una deuda vencida, que sea cierta y exigible, por la cual se ha sido incluido en un fichero de
morosidad, para salir de dicho fichero, debes cubrir los siguientes pasos:
● Pagar la totalidad de la deuda.
● Solicita que tus datos sean eliminados del fichero de morosidad ante el titular del mismo, para ello
debes adjuntar DNI y copia del recibo de pago de la deuda y ejercitar tus derechos Arco

Contactanos

www.acticredilegal.com

en1

acticredi legal Como salir de los ficheros de morosidad

FICHEROS DE MOROSOS ACTICREDI LEGAL TU DESPACHO DE CONFIANZA

Los ficheros de morosos y La Ley de Protección de Datos, en su artículo 29, regula y ampara la existencia de ficheros de morosos, así como la inclusión en sus bases de datos de impagos vencidos, acreditables y exigibles. Pero nunca deudas discutidas.

Bien, ya sabemos que son legales, y que, si mi acreedor (quien por cierto ha de pagar la módica mensualidad de 39 euros al mes en concepto de abono a los servicios del fichero más el coste de la inscripción de mi deuda) quiere, puede declararme moroso. No obstante, teniendo en cuenta la relevancia de tal afirmación para la intimidad y el honor de la persona, hemos querido arrojar un poco de luz en un tema que a la mayor parte de la sociedad se le antoja oscuro.

Vamos a despejar muchas de las dudas que rodean la inclusión en ficheros de morosos; ¿son legales?, ¿cómo puedo saber si estoy en uno?, ¿cómo puedo salir de un fichero de morosos?, y, si realmente yo no debía la cantidad que predicaba el fichero, ¿puedo exigir que se me indemnice por el perjuicio causado?

Empecemos por el principio; son legales, pero la Ley exige una serie de presupuestos para que la inscripción de una deuda sea válida:

  • La existencia previa de una deuda cierta, vencida y exigible, que haya resultado impagada.
  • Que se haya practicado un requerimiento previo al deudor.
  • Que el acreedor o quien actúe por su cuenta e interés (despachos de abogados, gestores de cobro), se asegure de que concurren todos los requisitos, en el momento de notificar los datos adversos al responsable del fichero común.
  • La deuda no puede tener una antigüedad mayor a 6 años.

¿Cómo puede saber si estoy en un fichero de morosos?

Hay ciudadanos que desconocen su situación de morosidad “oficial”, en efecto, es una situación cada vez más recurrente, y suele destaparse cuando el interesado solicita un crédito y le es denegado en base a su cuestionada solvencia. Bien, esto, con la Ley en la mano, no debería ocurrir.

La Ley impone la obligación a la empresa que inscribe la deuda, de notificar, en el plazo de 30 días, la inscripción en el fichero de morosos.

Si nunca he recibido ninguna notificación ¿Cómo puedo saber si estoy incluido en un fichero de morosos?

Puede que le hayan notificado, y que por distintos motivos (ausencia en el domicilio, cambio de dirección), no lo haya recibido. La Ley de Protección de Datos garantiza al ciudadano los derechos conocidos como ARCO, acceso, rectificación, cancelación y oposición, los ficheros de morosos no son una excepción, así que, en efecto, completando un sencillo formulario, y dirigiéndolo a la entidad en cuestión, podremos disponer de una relación tanto de los créditos pendientes, como las entidades que se hayan “interesado” por nuestro perfil.

¿Cómo puedo salir del fichero de morosos?

La primera y lógica fórmula para salir de un fichero de morosos, es pagando, y acreditando al fichero, la justificación del pago realizado.

¿Y sin pagar?

También es posible, cuando:

  • La deuda sea de antigüedad superior a los 6 años
  • Pueda demostrar la inexistencia de la deuda
  • La deuda se encuentre prescrita
  • La deuda este siendo discutida en tribunales o administrativa

Si la deuda no es cierta y así se lo he hecho constar al fichero de morosos, y no eliminan mis datos, ¿puedo reclamar que se me indemnice?

La respuesta es sí, aunque los que nos dedicamos a las leyes siempre procuramos advertir que habremos de estudiar cada caso singularmente.

¿Cómo?

Mediante una demanda ante la jurisdicción civil, contra la entidad acreedora, contra la Entidad Responsable del Fichero, o contra las dos. A la primera por incluirnos indebidamente, a la segunda por no haber cancelado los datos tras haberle participado el error cometido, y no haber sido suficientemente diligente en la verificación del crédito.

No olvidemos que la misma Ley Orgánica de Protección de datos indica que si como consecuencia del incumplimiento de lo dispuesto en la citada Ley, el ciudadano sufre daño o lesión en sus bienes o derechos, tendrá derecho a ser indemnizado, máxime cuando es un derecho fundamental, como es el derecho al honor, el que se ve menoscabado mediante esta conducta.

Agencia española de protección de datos.

Banco de España.

WWW.ACTICREDILEGAL.COM

Eliminamos tu informe de morosidad sin pagar la deuda

Ley-de-segunda-oportunidad
Puede salir de morosidad con Acticredi Legal con la ley de segunda oportunidad
Listas-de-morosos

Acticredi Legal.

Sal de la lista de morosos de la mano del mejor despacho Acticredi Legal.

Las listas de morosos (ASNEF, RAI, Badexcug, Equifax)

Figurar en una lista de morosos o Sistema de Información Crediticia es, para las empresas, una prueba de que el inscrito no es una persona financieramente fiable. En general, bancos, entidades financieras y de crédito, junto con prestadores de suministros (electricidad, gas, agua, telefonía…), comprueban las listas de morosos antes de vender un producto o contratar un servicio, comprueban que el nuevo cliente no está incluido en ningún fichero. En caso contrario, pueden denegarte la solicitud. Incluso las Administraciones Públicas (Hacienda, Seguridad Social) comprueban las listas de morosos hora de resolver solicitudes.

Si apareces en una, o varias listas de morosos

La entidad que mantenga el sistema de información crediticia con datos relativos al incumplimiento de obligaciones dinerarias, financieras o de crédito, deberá de notificar al afectado de su inclusión. Además, debe informarle de la posibilidad del ejercicio de los Derechos de Acceso, Rectificación, de Supresión, Limitación en el Tratamiento dentro de los 30 días siguientes de la notificación de la deuda al sistema.

Tras la aprobación de la nueva Normativa, existen varios requisitos para alistar a una persona en una base de datos tan indigna:

  • Los datos los debe de suministrar el acreedor o quién lo hace por su cuenta o interés.
  • No se podrán incorporar al fichero los importes inferiores a 50 euros de deuda.
  • Existencia de una deuda cierta, vencida, exigible e impagada. Asimismo, esta no deberá haber sido objeto de reclamación administrativa o judicial por el deudor o mediante un proceso alternativo de resolución de disputas vinculante (arbitraje de consumo).
  • Que se haya informado al cliente en el momento de la contratación del bien o servicio, o en el momento de requerirle el pago, de la posibilidad de incluirlo en estos sistemas.
  • El plazo máximo de estancia de los datos en el fichero es de hasta cinco años como máximo, desde la fecha de vencimiento de la obligación financiera, dineraria o de crédito.

Demasiadas inclusiones por error

Hasta el más honorable de los pagadores puede un día ver su nombre en un fichero. Muchas de las inclusiones se realizan sin que haya una deuda de por medio o sin cumplir los requisitos mencionados. También son frecuentes los casos de usurpación de personalidad, de contrataciones fraudulentas por las que pagamos el pato (en esos casos debes denunciarse cuanto antes a la policía). Según la Memoria de 2017 de la Agencia de Protección de Datos, la inclusión indebida en los ficheros de morosos fue la causa que originó el mayor número de sanciones, ello supone un aumento significativo respecto de los datos del año 2016. Se impusieron 254 Resoluciones sancionadoras, lo que equivale a un 30 % de las sanciones impuestas.

Claves para que tu nombre deje de figurar en el ficheros

  • Si reclamas la deuda… ¿No estás conforme con la deuda? Actualmente, la ley impide registrar la deuda en el fichero si aquella está siendo reclamada vía administrativa, judicial o mediante un procedimiento alternativo vinculante, como el arbitraje de consumo. La Agencia Espanola de Protección de Datos también considera que impugnar una deuda ante un órgano arbitral, judicial o administrativo para determinar si tal deuda existe, impide que pueda hablarse de deuda “cierta”. Así pues, si reclamas, denuncia ante la AEPD que la inclusión en el fichero no procede.
  • Si no hay deuda. Si se trata de un error, no existe tal deuda o no se cumplen los requisitos para la inscripción en el fichero, solicita la baja al titular del fichero. El titular del fichero debe responder en 30 días, pudiendo ampliarse el plazo hasta 2 meses en casos excepcionales o complejos, pero debiendo informar al afectado en el primer mes. Si no lo hace, denuncia los hechos ante la AEPD: se abrirá un expediente que puede concluir en sanciones para la empresa acreedora y la gestora del fichero.
  • Desde Acticredi Legal somos expertos en ficheros de morosidad, no se tendra que preocupar de nada nosotros aremos todas las reclamaciones y denuncias sin que usted tenga que moverse de su casa.
  • Con nuestro servicio de Acticredi Legal, le informaremos de sus derechos y obligaciones, prestándote la asistencia que requiera.

    También desde nuestra actividad de Asesoría Jurídica , le asistimos en materia de  mercado de valores, derecho financiero, bancario, de seguros, del mercado de valores y de otros sectores regulados.

    La calidad de estos servicios y nuestra capacidad de respuesta, nos otorgan la confianza y fidelidad de nuestros clientes, tanto nacionales como extranjeros.

    Los abogados que integran el departamento de Acticredi Legal, en el orden económico, prestan una amplia gama de servicios a las entidades mercantiles y les ofrecen un asesoramiento integral en todos los aspectos relacionados con ficheros de morosidad, protección del derecho al honor, derecho conconcursal, estructuración de deudas judicial o extrajudicial.

    El departamento de Acticredi Legal, Somos especialistas en asesorar a las empresas y particulares.

    Participamos de forma a través de Acticredi Legal, en regular en la redacción de tramites en materia de consumo y judiciales, así como en la elaboración de códigos de conducta para el mercado de valores.